Aquí Te Diremos Como Curar La Gingivitis, Inflamación De Las Encías


La gingivitis es una forma de enfermedad periodontal que involucra inflamación e infección que destruyen los tejidos de soporte de los dientes, incluyendo las encías, los ligamentos periodontales y los alvéolos dentales (hueso alveolar).

La gingivitis se debe a los efectos a largo plazo de los depósitos de placa, un material adherente compuesto de bacterias, moco y residuos de alimentos que se desarrolla en las áreas expuestas del diente. La placa es la principal causa de caries dental y, si no se remueve, se convierte en un depósito duro denominado sarro que queda atrapado en la base del diente. La placa y el sarro irritan e inflaman las encías. Las bacterias y las toxinas que éstas producen hacen que las encías se infecten, se inflamen y se tornen sensibles.

Una lesión a las encías por cualquier causa, incluyendo el cepillado y el uso de seda dental demasiado fuerte, puede causar gingivitis.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de desarrollar gingivitis:

– Enfermedad general

– Mala higiene dental

– Embarazo (los cambios hormonales aumentan la sensibilidad de las encías)

– Diabetes no controlada

– Los dientes mal alineados, los bordes ásperos de las obturaciones y la aparatología oral mal colocada o contaminada (como correctores dentales, prótesis, puentes y coronas) pueden irritar las encías e incrementar los riesgos de gingivitis.

Los medicamentos como la fenitoína, las pastillas anticonceptivas y la ingestión de metales pesados, como el plomo y el bismuto, también están asociados con el desarrollo de la gingivitis.

Muchas personas experimentan la gingivitis en grados variables. Ésta se desarrolla generalmente durante la pubertad o durante las primeras etapas de la edad adulta, debido a los cambios hormonales, y puede persistir o reaparecer con frecuencia, dependiendo de la salud de los dientes y las encías de la persona.

Receta Casera:

GINGIVITIS

Enjuagues con decocción de corteza de roble

El enrojecimiento de las encías y el sangrado que puede provocar la gingivitis tiene solución realizando enjuagues con esta decocción de corteza de roble.

Ingredientes

20 g de corteza de roble

1 litro de agua

Preparación

Cocer la corteza de roble en el agua durante 10 minutos a fuego lento y colarla.

Uso

Realizar enjuagues con la decocción dos o tres veces al día.

GINGIVITIS

Cocimiento de corteza de roble

Enjuagándose la boca con este cocimiento de corteza de roble se combaten las encías doloridas y enrojecidas. Ante los problemas de gingivitis, es recomendable también comer manzanas crudas con piel a mordiscos, pues limpian los dientes y las encías.

Ingredientes

¼ litro de agua

1 cucharada de corteza de roble

Una pizca de bicarbonato

Preparación

Se hierve la corteza de roble en el agua durante 10 minutos a fuego lento. Tras dejarlo reposar, debe colarse y añadirle una pizca de bicarbonato.

Uso

Deben hacerse enjuagues con el cocimiento durante varios días para notar la mejoría

Loading...